Para que una mujer de buenos masajes tiene que estar bien fuerte, tener unos brazos vigorosos parecidos a los de los hombres y además, tener un buen trasero para que la espalda sujete sobre algo bien firme y haga mucha fuerza. Por eso las mujeres culonas son las que mejores masajes dan. Y las que más gusto da de meterles la polla por un buen culo.