Hay dos clases de negras, unas son las que tienen unos panderos enormes y otras son las que lo tienen normal. Pues la mayoría de las que vemos son las culonas, pero aún así, vemos que se mueven con una agilidad y una velocidad dignas de ser admiradas. Les encanta follar y el culo lo aprovechan para ello.