Las fiestas donde hay chicas divertidas y alcohol son sinónimo de sexo fácil y por eso nunca falta tíos más salidos que el pico de una mesa predispuestos a follarse a practicamente cualquier chica que se lo ponga fácil, aunque en este caso el tipo tiene suerte y se folla a una rubia muy mona.