A ella le da igual si se la tiene que tragar hasta dentro de la garganta o un poco menos, el caso es que está ilusionada por llevarse a la boca la polla de este negro, ya que hacía tiempo que no follaba con ninguno. Todavía recuerda el último polvo que tuvo con uno de ellos y cómo se quedó de satisfecha con tanto rabo.