Al principio tontea un poco y parece que va de flor en flor, buscando lo que más le conviene. Pero tiene claro que quiere correrse y las maduras no tienen apenas dudas en cómo montarselo y con quien hacerlo. Así que cuando llega el tío perfecto, uniformado, elegante y apto para ella, a follarselo directamente.