Esta madre está ayudando a su hijo a bañarse. No entiendo por qué, ya que el chico ya está bien crecidito. El caso es que el tío acaba empalmándose y la madre se pone cachonda al ver la polla dura emergiendo de la bañera. Ella se mete dentro desnuda y comienza el incesto que no tiene nada de desperdicio. Una buena follada entre madre e hijo en la bañera. Luego ella se queda muy arrepentida de lo que ha sucedido.