No pueden pasar frio porque estas tías están tan calientes que en sus folladas sale hasta vapor de la cocción de la polla en el interior del coño. Vapor y hasta fuego por el culo de la tía, que pide incansablemente que le peten el agujero posterior y disfrutar de una vez por todas, con un anal de al menos, una de las dos pollas.