Lo que está claro es que lo más insólito que nos podemos encontrar viene del mundo japonés o asiático en general. Que hay una orgía brutal, allí están las asiáticas, que hay incesto, allí están las familias japonesas. Y así con muchos más aspectos relacionados con el sexo, donde los orientales nos llevan mucha ventaja.