Hay gordas que utilizan unos consoladores enormes para masturbarse. Y es que tienen la vagina tan amplia y los culos los dilatan tanto, que les caben auténticas bazocas por ahí dentro. Desde luego, consoladores y vibradores que no les cabrían a cualquiera de las chicas mortales del mundo corriente. Son espectaculares.