Quién me lo iba a decir a mi y qué sorpresa me llevé. Yo pensaba que todas las tías buenas que acudían a la playa con un tanga iban a ir bien depiladas, pero no. Estaba equivocado. Por lo visto, todavía quedan muchas peludas bajo los bikinis y tangas. Esas braguitas esconden más pelo del que pensábamos.