Al ver a estas dos mujeres al principio, jamás hubiera llegado a imaginar que eran transexuales. Y es que las pintas que tienen de mujeres con ese pelo rizado rubio y esos vestidos tan voluminosos que llevan, todo hacen parecer que de eso es de lo que se tratan, cuando en realidad, tienen una buena polla.