A estas dos tetonas no se les ha ocurrido nada mejor que ponerse a follar juntas en una bañera. Es el mejor sitio para que junto al chorro de agua y la espuma que se monta, se peguen la follada del siglo y realcen el tamaño de sus tetas con caricias y lametones por todos los lados.