No podía haber dos mujeres más culonas que estas dos negras. Es increible cómo ponen el culo en pompa para jugar con los dildos a través de su coño. Disfrutan como enanas de semejante momento y la verdad es que parece que los orgasmos que tienen son reales. No es lo mismo cuando fingen con hombres que con otras mujeres.