Esta inocente amateur, se presentó a uno de los castings porno que le habían aconsejado unas amigas suyas que también se dedican a esto. Ella se imaginaba que tendría que superar los diferentes trámites habituales como las mamadas y el sexo anal. Pero no llegó a imaginar que las corridas estaban incluidas y le hicieron un fabuloso creampie.