Cuando hablamos de culonas podemos entender a tías con unos culos muy grandes, pero de tamaño tan exagerado que da cosa mirarlo, y tías con un culo relleno, pero que daría gusto comérselo y meter la polla dentro. Muchas son de estas últimas y están bien buenas, además de que follan como la gloria.